Sin duda ninguna, es otoño

Algunas rosas de la pared al sur
Algunas rosas de la pared al sur

Mi esposa y yo visitamos India por una semana. Al regresar a casa, también regresamos al otoño. Ya hemos tenido las primeras noches con temperaturas de -2C y las primeras tormentas. Las hojas de los árboles tienen colores otoñales y a las 7 de la noche ya está oscuro.

Para salvar las flores del viento y del frío (las dalias ya se han helado), mi esposa recogió algunas rosas para la mesa.

Las lluvias del final de septiembre habían despertado de nuevo las setas de otoño, Cantharellus tubaeformis. No sé su nombre en español, pero en inglés tienen un nombre muy descriptivo: Cantharellus de invierno; se puede recoger estas setas hasta diciembre. Ayer fuimos al bosque cercano y ya en los primeros 45 minutos, sin haber caminado más de 20 metros, hice mi primera observación. Una vez has visto una, detente o mira muy minuciosamente. Su color protectivo no hace la búsqueda fácil y, además, crecen entre el musgo.

En una y media hora ya tuvimos entre nosotros dos 15 litros de setas
En una y media hora ya tuvimos entre nosotros dos 15 litros de setas

La receta favorita:

Fríe estas setas con beicon (tocino) y cebolla. Pon sal y déjalas unos minutos a fuego lento con nata. Sencillo y delicioco. Puedes comer la setas con confitura de arándanos rojos y pan de centeno.

Todo cambia en el patio

Los días calientes han despertado las flores debajo de los árboles y los arbustos que todavía están sin hojas. Es agradable caminar por el patio. Detrás del tocón que queda del abedul, debajo de las lilas, hay un mar de scillas y una flor solitaria. Hay más fotos de flores de mi patio aquí.
piha28huh09_07_1280_x_1024